[PDF] Segundas Oportunidades: Lia Belikov

Segundas Oportunidades Lia Belikov

Segundas Oportunidades

Segundas Oportunidades

Prologo

La familia Blackwood era la más importante y adinerada de los alrededores de Escocia, con sus tres hijos no podían ser más que una familia perfecta; cada uno con distintas personalidades que hacían que muchas personas tuvieran que decidirse a cuál querían más y a cuál consentir más; el mayor Matt era todo un caballero aunque no llegaba a los 8 años… sólo con verlo uno perdía su corazón, todo su porte y astucia te daban una idea de cómo sería cuando fuera grande siendo el candidato perfecto para heredero universal; el del medio, Devon, tenía unos ojos preciosos pero con un brillo diferente, lo veías haciendo travesuras a cada rato y acusando a su hermano pequeño por ellas aunque siempre trataron de plantarle la idea de que tenía que hacerse responsable de sus acciones. Igual ignoraba cualquier enseñanza y regla que se le indicara, por suerte su padre y su tutor jamás se rendían con él y teniendo en cuenta que sólo era un niño no se preocupaban mucho, ya que habría mucho tiempo para que las aprendiera.

Capítulo 1

10 años después…

Matt, te he dicho que necesito dinero no puedes negármelo.

―Claro que puedo hacerlo, ya te la di tu mensualidad y sé para lo que la estás usando así que no te daré más hasta que te toque de nuevo. Tienes que aprender a administrar tu dinero.

―Yo también soy dueño de esa fortuna no puedes acapararla toda ¿cuándo podré tener mi parte de la herencia?
―Si la vas a gastar tan rápido como lo haces con tu mesada tal vez nunca… no voy a correr el riesgo que lo juegues y lo pierdas todo.
―Lo que haga con mi dinero no debe importarte.
―Me importa y punto, no voy a seguir discutiendo contigo esto, aprende a manejar tu dinero y se acabó

―con eso Devon salió del despacho hecho una furia, gritándoles a todos y tropezando con su hermano que iba a ver a Matt.
―De nuevo problemas con el dinero me imagino.
―Como siempre, a qué debo el honor de tu visita, no me digas que problemas de dinero también.
―Por supuesto que no, a mí me alcanza perfectamente mi mensualidad, vengo a contarte lo que he escuchado en el pueblo.
―Sabes que a mí no me importan mucho los chismes que corren por ahí.
―Estoy seguro que esta vez si te interesarán.

[Locker] The locker [id=74] doesn't exist or the default lockers were deleted.

Related