PDF) Al final mueren los dos — Adam Silvera

descargar libro al final mueren los dos de ADAM SILVERA en formato pdf

al final mueren los dos libro

La llamada de Muerte Súbita suena justo cuando estoy dándole una paliza de muerte al novio de mi exnovia. Me encuentro encima de este pájaro, cuyos hombros tengo sujetos al suelo con mis rodillas, y la única razón por la que no vuelvo a soltarle un puñetazo en el ojo es el timbre de llamada que sale de mi bolsillo, ese fuerte timbre de Muerte Súbita que todo el mundo conoce a la perfección, ya sea por experiencia personal, por las noticias o por el uso que los programas más mierdosos de la tele hacen de esta alerta cuando quieren meterle el miedo en el cuerpo a los espectadores. Mis compis, Tagoe y Malcolm, dejaron de jalear mis mamporros y se sumieron en un silencio mortal. Me quedo a la espera de que el teléfono de este mamón, Peck, también comience a sonar. Pero no, tan solo suena mi móvil. Es posible que la llamada que va a decirme que pronto perderé la vida justo acabe de salvar la de Peck.
—Tienes que responder, Roof —dice Tagoe.
Tagoe estaba ocupado grabando la paliza porque le encanta mirar peleas por Internet, pero ahora se quedó con los ojos clavados en su móvil
como si tuviera miedo de que también fueran a llamarlo en cualquier momento.
—Y una mierda —digo.
El corazón me late como loco, más todavía que cuando me abalancé sobre Peck, que cuando le estampé el primer guantazo y lo derribé. Su ojo izquierdo está empezando a hincharse, y en el derecho se plasma el terror más absoluto. Es sabido que los de Muerte Súbita dejan de hacer llamadas a las tres de la madrugada. Peck está preguntándose si voy a llevármelo conmigo al otro barrio.
Yo mismo estoy preguntándomelo.
Mi teléfono deja de sonar.
—Quizá fue un error —comenta Malcolm.
Mi teléfono vuelve a sonar.
Malcolm no dice ni pío.

ENLACES

Área Protegida

Este contenido está protegido por contraseña. Verifique con una contraseña para desbloquear el contenido.

La contraseña es: librosgratisXYZ