[PDF] Mi historia – naiara aguilera: serie sin vida

mi historia naiara aguilera descargar libros gratis xyz pdf epub online

Mi historia – serie sin vida – naiara aguilera

descargar libro mi historia naiara aguilera

Capítulo 1

―No lo encuentro. ¿Dónde se ha metido?―Me pregunté en voz alta mientras buscaba mi móvil. Estaba sonando, me habían llamado como unas diez veces y seguía sin encontrarlo. Además, se había pasado toda la noche así, no podía dormir y todavía seguía perdido.

―¡Maldita sea! ¿Dónde se ha metido esa cosa?

―Volví a preguntar al aire. Paró de sonar y al cabo de un rato sonó otra vez.
―Ya te escucho.―Le dije al perdido móvil. Miré debajo de mi cama y sí, allí estaba.
―Por fin.―Dije cogiéndolo. Miré quien me llamaba y respondí.
―¿Quién es?―Pregunté al móvil.
―¡Soy yo!―Dijo una voz encantadora al teléfono. Esa voz la conocía, era la de mi primo.
―Joder, ¿sabes que son las 4 de la madrugada aquí?―Le pregunté con tono enfadado.
―Lo siento prima. Pero tengo una buena noticia.―Dijo él.
―Ahora no quiero escuchar que te has tirado a una tía más grande que tú.―Le dije con tono cansado.
―Que no, no es eso tonta.―Contestó.
―¿Pues qué es?―Pregunté.
―¡Me voy a vivir contigo!―Dijo él muy feliz.
―No, tú no puedes venir a vivir conmigo.
―¿Por qué no?―Preguntó él.
―Porque te vas a intentar tirar a todas mis amigas.―Contesté. Me senté en mi cama y miré una foto donde salíamos mis amigas y yo.
―No te preocupes por eso, seguro que son tan feas como tú, con todo ese aparato y toda esa grasa.―me lanzó mi primo Evan mientras reía. Hacía 10 años que no nos veíamos. La última vez que nos vimos él tenía 6 años y yo 5. Yo a esa edad llevaba aparatos y estaba más gorda que una vaca, pero en esos diez años había cambiado.

Ya no estaba gorda, más bien era al revés, cuando tenía 14 años tuve anorexia y ya no llevo aparatos pues a los seis años ya se me había caído todos los dientes que me habían crecido mal, mis dientes son ahora rectos y perfectos, mi piel es clara, mis labios finos y delicados, mi nariz puntiaguda y recta (como la de las supermodelos), mi pecho está bien formado y soy la más lista de mi curso. Pero claro, la forma en la que él me recordaba era como una tonta, con una piel de muchas imperfecciones, y una nariz y una boca algo bonitas para no ser del todo fatal.

―Yo no soy como me recuerdas, soy más guapa que antes.―Le expliqué a mi primo.
―Seguro.―Dijo él todo sarcástico.
―Bueno, seguro que tú eres mucho más feo que antes.―Le dije enfadada. Él siempre se metía conmigo, pero siempre, siempre. Dijera lo que dijera, él siempre estaba allí para meterse conmigo y enfadarme. Además él no podía decir que yo era fea, cuando él era pequeño había tenido granos por toda la cara, aunque no debía de haberlos tenido ya que sólo era un crio, era muy moreno y parecía que siempre estuviera sucio; su pelo era rubio y grasiento, aunque era un poco difícil ver a un niño con el pelo grasiento; sus labios habían sido demasiado gordos para el gusto de la gente, era el más bajito de toda la clase, era inocente y siempre se metían con él. Evan no podía hablar como si él fuera el más guapo del mundo.
―Hey, he cambiado, si no hubiera cambiado no hubiera salido con todas las tías buenas con las que he salido, y menos todavía, follado con ellas.―Me dijo.
―Eso es asqueroso.―Le dije poniendo cara de asco. Escuché como mi primo reía, él tenía una voz y una risa preciosa, sabía que seguramente era eso lo que hacía que las chicas se murieran por estar con él.
―Evan, vamos a la cama ¿o qué?―Escuché decir a una chica al otro lado del teléfono.
―Ahora voy.―Contestó mi primo a la chica con la que estaba.―Me tengo que ir pequeñaja.―Me dijo él.
―Pues adiós. Y no me molestes más.―Le dije enfadada. Colgué, dejé mi móvil en la mesita de noche que había al lado de mi cama y fui a dormir.
―Despierta hija, tenemos que ir a buscar a tu primo.―Dijo una voz.

[Locker] The locker [id=74] doesn't exist or the default lockers were deleted.

Related