PDF) Olvidar a Ethan — Whitney G

descargar libros gratis xyz Olvidar a Ethan Whitney G

Olvidar a Ethan de Whitney G descargar pdf

Querido Ethan:

Estoy bastante segura de que tu novia te está engañando. ¿Por qué? Porque todas las señales están ahí, y ya lo estaban hace ocho cartas. Sin embargo, a pesar de ser una persona que adora sinceramente que sufras, no puedo decir que esto me haga feliz (aunque solo porque no me gustan las traidoras. Si estuvieras sufriendo por cualquier otra cosa, me estaría riendo a carcajadas en este momento).

Tal vez no esté impresionada por todas esas distinciones de las que te encanta presumir a todas horas, como el hecho de que fueras Míster Popular en el instituto durante tres años seguidos —sigo pensando que rellenaste la urna, aunque ha llegado el momento de olvidarlo—, que conduzcas un descapotable clásico azul —¿qué coño importa eso? ¿Ha importado alguna vez?— o que supuestamente seas el chico más popular del campus —llevo en este barco tres años, y ninguno de los estudiantes que vienen a cursar semestres sueltos saben quién eres cuando les pregunto. Ni uno—.

Gracias por ese consejo que no te había pedido sobre mi novio, pero sé lo que hace falta para que una relación
funcione, así que no lo necesito.
Olvídate de mí.
Rachel
P. D.: ¿Tal vez no eres tan bueno en el sexo como pensabas? (Estoy segura de que se trata de eso. Puedo enviarte algunos libros de «¿Cómo…?» sobre ese tema si quieres. Ya me dices).

La volví a leer por última vez antes de guardarla en la guantera. Luego miré a las ventanas de casa de mi novia por segunda hora consecutiva, detrás de las cuales se tiraba a uno de mis mejores amigos. Se suponía que iba a sorprenderla con un regalo, porque hacía justo cuatro meses que habíamos empezado a salir, y me había lanzado indirectas no demasiado sutiles durante toda la semana, pero después de ver cómo se la follaba otro tío, supe que devolvería el regalo en cuanto rompiera con ella.
Ese mismo día.
«No me puedo creer que Rachel tuviera razón…».
No quería esperar allí a que terminaran, así que salí del coche y fui hasta la puerta de su casa. Usé la llave que me había dado hacía meses, cuyo llavero decía «Ethan y Lisa, siempre juntos», y entré en el salón.

ENLACES

Área Protegida

Este contenido está protegido por contraseña. Verifique con una contraseña para desbloquear el contenido.

La contraseña es: librosgratisXYZ