[PDF] CUANDO NOS VOLVAMOS A ENCONTRAR: Andrea Rodríguez

descargar libro Cuando nos volvamos a encontrar, de Andrea Rodrígue pdf

CUANDO NOS VOLVAMOS A ENCONTRAR

descargar libros gratis xyz Andrea Rodríguez Cuando nos volvamos a encontrar

Hoy pague las cuentas Arregle un poco el jardín Decore con flores Como te gustaba a ti De comer chatarra ya deje Y de ver la tele hasta dormir Deje el cigarrillo ya no me sabe el café Como a mi me gusta solo a ti te queda bien Ya la bicicleta la arregle Y por ti empece a estudiar francés Y traerá tu amor la primavera Y una vida nueva que aprender Nada volverá a ser como ayer Cuando nos volvamos a encontrar No dejare de contemplar la madrugada No habrá mas llanto regado sobre tu almohada No habrá mañana que no te quiera abrazar Cuando nos volvamos a encontrar Ya no habrá tiempo para tristes despedidas No habrá un instante que no adore de tu vida No habrá una tarde que no te pase a buscar Cuando nos volvamos a encontrar Solo fui

Tal vez algunos de mis amigos tenía razón, a donde nos dirigíamos en nuestras vidas no había camino,
era un territorio desierto, hostil, sin marcar, y sabíamos que después de separarnos todos tomaríamos rutas muy diferentes que están marcadas en nuestros destinos, a veces habrá momentos de felicidad, en ocasiones la fortuna no estará con nosotros, sin embargo después del paso del tiempo si nos volvemos a encontrar nos daremos cuenta de que hemos triunfado al volver a saludarnos una vez mas..

Tal vez algunos de mis amigos tenía razón, a donde nos dirigíamos en nuestras vidas no había camino, era un territorio desierto, hostil, sin marcar, y sabíamos que después de separarnos todos tomaríamos rutas muy diferentes que están marcadas en nuestros destinos, a veces habrá momentos de felicidad, en ocasiones la fortuna no estará con nosotros, sin embargo después del paso del tiempo si nos volvemos a encontrar nos daremos cuenta de que hemos triunfado al volver a saludarnos una vez mas..

Una sonrisa me trajiste cuando más lo necesitaba, tu mirada y la mía se quedaron clavadas mientras nuestros cuerpos bailaban al son de la música, fue un momento esperanzador y un alivio a mi corazón, apareciste de la nada y te fuiste como la nada se me escapó la emoción que fue tanta que corrí tras de ti y hacerte ver que me dejaste sin aire,
mis ojos pidieron a gritos que ojala te encuentre otra vez por los caminos del destino, y bien se que eso no existe y bien se que una vez te encontré y una vez te perdí sin tenerte, pues la vida es así, los días y las gentes van y vienen no se quedan a esperar, pero quien sabe si algún día nos volveremos a encontrar

Para que cuando ya no esté, Volviendo sobre ellas hallen lo que aquí dejé.

En un lugar en el medio del todo, Donde late el amor y se quiebra el odio, Queda la simpleza que puso a mi alma En concupiscencia con otras almas. Quien la descubra, Podrá ver su mirada en otras miradas, Su risa en el común de las risas, Y en las miserias ajenas sus propias fallas. Para quienes transparenten su corazón Y no teman rasgarse la piel con las vicisitudes del amor, Queda aquí la dicha de ser amados con pasión. Dejo señalado el camino a la esperanza Para quienes anden por el mundo con una sonrisa Con el poder de conquistar en otros su risa.

Para quienes vengan detrás de mí Hasta el umbral en el que se escurre la vida, Dejaré señalado el sendero del amor Como prueba de que sí existe Dios. Y para quienes pierdan la alegría por no interpretar Con simpleza las cosas de la vida, Dejaré marcado el sendero que les quite la decepción, Y sepan que sí hay una razón para alabar al creador.

Como la felicidad es al fin una decisión Y con sólo proponérselo se alcanza tamaña bendición, Queda aquí el coraje que doblega toda frustración. Finalmente quedará también aquí El sutil modo en que me hablaron los sentidos, Que inspiraron los versos Que con ustedes he compartido. Como nada de lo que dejo lo dejo escondido,
Quien lo quiera lo tendrá consigo, Entonces Habré vencido.

X No disponible X

Related